29 de septiembre de 2013

Capitulo 5

Capitulo 5

Hola chicos... bien, me he tardado AÑOS en subir el capitulo 5... lo siento: Pero al fin: aquí estaaaaaa!!!!... y de paso les subo el 6:) no???
Domingo 17 de abril.70 años después de los Días Oscuros

Sentí como mi rostro se rodeaba de agua, intente gritar pero trague mucho de este liquido, no podía respirar, alguien ejercía presión sobre mi cabeza para mantenerme allí ahogándome  de pronto alguien me jalo, entonces repare en  que no estaba sentada y caí de nalgas contra una superficie  dura, abrí  los ojos, pero veía  tan solo figuras borrosas...
-Annie-dijo alguien con delicadeza, era la voz de Finnick, estire los brazos esperando poder encontrarlo situado frente a mi, pero no estaba allí, cierro los ojos y cuando los vuelvo a abrir puedo ver todo claramente.


 En ese momento me percate de que estaba gritando, y me tape rápidamente la boca con las manos, alguien me tomo por la espalda y me levanto solté un gritito de alegría y cuando me voltee me encontré cara a cara con Finnick, este me dirigió una sonrisa muy cálida y me estrecho contra el. 

Mire a mi alrededor, asustada, y me encontré con el rostro de Lukas, rojo de rabia, y mirándome con una expresión preocupada, cuando le sonríe, el alivio embargo su rostro, y le echo una mirada furibunda a Gats que, no me había dado cuenta, estaba parada al lado de la puerta. Todos estábamos apretados en mi habitación en el edificio de los tributos. Por una seña de Finnick, todos salieron excepto yo y este ultimo.

-Cuanto dormí? pregunte, mi voz sonaba rara, como si no la hubiera usado en mucho tiempo, carraspee y Finnick se sentó en mi cama, me dio un jaloncito del brazo para que me sentara a su lado.
-Mas o menos 2 días y medio. Hoy tendrás que pasar con los Vigilantes a hacer la muestra con la que sacaran tu puntaje-me respondió Finnick, me había quedado sin habla, abrí mucho los ojos.
-No creía haber dormido tanto- dije con pesadez, Finnick levanto los hombros como si quisiera quitarle importancia, y me invito a que fuéramos a comer algo.
Cuando me pare note que me flanqueaban las rodillas, y caía al suelo, me  encontraba muy débil, hacia tanto que no comía, oía como me gruñían las tripas.
-Cuidado, yo te ayudo-murmuro Finnick, me paso su brazo, fuerte y ágil, por los hombros, y logro levantarme, poco a poco avanzamos, y cuando llegamos al comedor yo ya caminaba perfectamente.
Cuando entramos al comedor escuche que Lukas pronunciaba mi nombre, y al reparar en mi presencia enrojeció violentamente.
-Escuchaste lo que dije?-inquirió Lukas, hablando de una manera atropellada, estaba sentado junto a Mags comiendo unas fresas con cremas, lo mire confusa y negué con la cabeza, el poso su vista en su plato, y cuando acabo se levanto y se fue sin decir palabra.
Tome un cuenco y me serví todo lo que pude comer, hasta que sentí que iba a vomitar, puse mis manos sobre mi revuelta panza y le hice un masaje pequeño.
Cuando Finnick se paro de la mesa, yo lo imite, y fui, prácticamente, corriendo, tras el. 
Lo alcance en el pasillo, el me tomo de la mano y nos fuimos a mi habitación, me acomode en la cama, y el se sentó en el suelo, no junto a mi, me quede algo extrañada, y, acercándome a el,  le toque el hombro, Finnick dio un sobresalto, y me miro, estaba triste, me acaricio el rostro con su mano, y me beso la mejilla, haciendo que las mariposas chocaran, y revolotearan, torpemente, en mi estomago.
-Sabes que te quiero Annie.. Lo sabes, verdad?-me pregunto Finnick de un modo algo ansioso, yo asiento y le sonrió, el hace lo mismo.
-Yo...-comienzo a decir un poco avergonzada-yo también te quiero-le termino diciendo, nunca le había dicho eso a un chico, mi sonrisa se amplio y de pronto ya estaba acurrucada  junto a el. 
-hoy tendrás que presentarte con ellos Annie... Con los vigilantes-dejo caer  Finnick, rompiendo la atmósfera que habíamos formado, pero yo sabia porque lo hacia... estaba preocupado, realmente.. POR MI!
No respondo, tan solo lo beso en la mejilla, y me quedo allí a su lado, pensativa... 
Pensando en que pasado mañana estaría en la arena, y, lo mas probable, no volvería a ver a Finnick. La puerta se abre con un chirrido y yo levanto la vista, vi la cabeza de Cornelius asomando por una rendija, y me pare diciéndole que pasara.

-A...Annie, es hora de la demostración... va..vamos-balbuceo Cornelius con la cabeza gacha, yo mire a Finnick, que me observaba atento, y entonces vi como sus ojos comenzaban a humedecerse, se levanto y me abrazo, yo le devolví el abrazo y salí a paso lento de aquella recamara, mantenía la vista fija en mis acolchadas botas, mientras escuchaba como se iba restregando la tela de mis pants, claramente diseñados para una persona altisima.
Entre en el elevador junto con Lukas, y me dispuse a guardar silencio, cuando, para mi sorpresa, Lukas me dijo:
-Que tiene el que no tenga yo?-el tono de su voz era claramente de dolor, y tristeza, me miraba, y me miraba, no hacia mas que eso.
-No es que tengas tu o no tengas... Bueno.. es... com...Aha!-chille-No lo se, tan solo yo no puedo escoger de quien enamorarme!-le espete, realmente desesperada, Lukas abrió la boca para comenzar a hablar, pero el elevador se abrió, y salí a trompicones de allí.
Cuando llegamos a la sala, que se encontraba antes del gimnasio, todos los demás tributos ya estaban allí  Alexandra me miro de soslayo cuando entre, y poco después se paro y se poso frente a mi.
-Hola... Soy Alexandra, mucho gusto, tu eres Annie? Verdad? Bien... eso de retarlos a ellos-movió la cabeza en dirección a Survey, que me miraba con ferviente odio -fue genial, te luciste!-mire a Alexandra aturdida-Puedes llamarme Ale-sonrió esta ultima, voltee a ver a Lukas, que parecía perplejo.
Me senté en una silla desocupada, mientras Lukas y Ale ocupaban los lugares contiguos al mio.
Comencé a hablar con Ale, que resulto muy agradable, era hija de un comerciante muy rico, que había muerto poco tiempo antes de la cosecha, ella tenia 15 años, y su madre estaba muy enferma, así que lo único que podía hacer, era conseguirse un marido que supiera de negocios y caer en la quiebra. 
Pronto le toco el turno a Lukas, y se retiro, yo tan solo le eche una mirada discreta, no me sentía muy cómoda con el.
Cuando menos me di cuenta ya estaba en la sala, parada en medio de muchos artefactos para matones y temerarios. Yo me dirigí a la estructura de distintas   aleaciones de metal, no tenia ojos para nada mas. Cuando pude subir no había quien me parara, y no me detuve en la estructura, si no que escale el techo, trepando hasta llegar a estar sobre la cabeza de los vigilantes, estos me miraban sorprendidos, incluso uno perdió la conciencia azotando contra el suelo con su gordo, sudoroso, lleno de granos y hediondo cuerpo.
Me baje de un brinco y aterrice en medio de los Vigilantes, me acerque a la puerta, le pinche el estomago con mi dedo al guardia, que estaba igual de anonadado y salí sin mas. 
Camine hasta llegar al piso que correspondía a mi Distrito, y entre, en cuanto vi una silla me deje caer en ella, y solté una carcajada, nada propia de mi y completamente anti-natural, pero poco después estaba llorando ruidosamente, con la nariz encendida, los ojos hinchados y mi labio inferior tembloroso, escuche como los pasos se aproximaban, y vi a Finnick entrar al comedor, en cuanto me vio corrió a abrazarme y me acaricio el pelo cariñosamente, me limpie las lagrimas con su esponjoso sueter azul y lo mire con una expresión terriblemente contenida, que se reflejaba en sus ojos.

Nos fuimos a sentar en el sillon, y prendimos el televisor, Lukas, mags, Gats, y Cornelius llegaron momentos después de que el televisor se había puesto en acción, nadie me miro, ni por poquito, cosa que me hizo sentir insignificante y despreciable  tampoco nadie pregunto nada, supuse  que estaban mas interesados en Lukas.

Pronto comenzó la anunciación de puntajes, Norberto y Survey llegaron a 10, los del 2, la chica llego a 10 y el chico 9, cuando Claudius pronuncio el nombre de Lukas, a todos en la sala se nos paro la respiración:
-Lukas Kennedy con un puntaje de... 8!!!!-suelta aquel tipo, que se me figuraba tan repugnante, y de esa misma boca, pronto salio mi nombre.;
-Annie Cresta-soltó Claudius y enarco una ceja, yo, involuntariamente, lo imite- un 5-lo ultimo lo dijo con tanta indiferencia que no capte nada hasta segundos después, todos volcaron la atención en mi, y yo me pare furibunda, escucho unos cuchicheos y con la cara colorada de rabia me voltee hacia ellos y grite:
-Tan solo me trepe al techo!!!! Saben!!! Y cai en medio de ellos!!! SI!!! EN SU CARA!!!!! Lo se!!! Se que arruine todo!!!! Pero no hablen a mis espaldas!!!-senti como los ojos me empezaban a escocer por las lagrimas contenidas, todos me miraban atónitos, así que  di media vuelta y me dirigí a zancadas a mi cuarto.

Me tumbe en mi cama, y comencé a llorar y llorar, estaba muy asustada, nunca había llorado tanto, tantas veces en mi vida, de pronto alguien entro a la habitación  se recostó junto a mi, y me comenzó a acariciar el pelo, antes de evitarlo, me quede dormida. 
   
  

4 comentarios:

  1. Esta SUPER original!!! Te felicito!! :)

    ResponderEliminar
  2. hay:) muchas gracias ;)))))))) hihihi, me alegra que te haya gustado! :)))))
    Wayra♥

    ResponderEliminar
  3. es perfecto!!!! muy cuidadosa en los detalles.. pense que annie sacaría un muy buen puntaje.. pero claro eso no seria coherente con la historia.. lamento leerla tan de a poco pero sinceramente me encanta cada capitulo que leo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Luciana!!!!:) hahaha... no importa, me alegra que te guste:* muchos muacs.
      wayra♥

      Eliminar

¡Hola!
Me encantaría que dejaras un comentario, me esfuerzo mucho para hacer estos artículos o escritos, y no me vendría mal que de vez en cuando dejaras tu opinión.
¡Anímate a comentar!
Gracias por leerme, besos^^
wayra♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...