15 de junio de 2014

Capitulo 24.~Finnick~

Capitulo 24.

Espero les guste...Bien... no sabía muy bien que hacer  con lo que seguía en la historia, he de confesar que no quería verme tan mala... Pero la vida del escritor es dura :P Hay que tomar decisiones. Este capitulo es muy especial, esta narrado por Finnick.
wayra♥
Sábado 15 de Mayo. 70 años después de los Días Oscuros.

-Es...-bufo desconcentrado, me muevo de un lado a otro en pijamas, parado frente a la ventana que ve la casa de Annie, estoy furioso, me dan ganas de ir allá y sacar a ese tipo a patadas. Mi alfombra hacia unos momentos mullida, ahora se halla completamente aplastada.-Inaceptable.-concluyo, dejo la frase vagar en el aire unos instantes y después le pego un puñetazo a la pared.


Se escuchan unos paso apresurados, y la puerta se abre, Mags me mira desde esta con expresión de susto, su cabello gris recogido por una pañoleta azul marino, cuidando que no se esponje demasiado. Me observa recelosa, desde ayer en la noche que me interrogo acerca de Annie y no quise decir nada.

-¡Ya suéltalo muchacho! Me pones nerviosa.-reprocha Mags, introduciéndose en la habitación. Se deja caer en la cama de manera cansada y suelta un suspiro.-No es por ser insistente... pero te lo dije. ¡Te dije que Johanna traería problemas! Siempre halla la manera de lograrlos.-farfulla Mags enojada. En eso unos paso traviesos llegan hasta mi habitación y Johanna entra en ropa interior, Mags no se resiste y la saca a empujones, escucho la riña poco después Johanna vuelve a entrar, pero ahora vestida decentemente.

-Afuera-le ordeno a mi amiga, no estoy de humor para soportar sus desfigures, me lanza una mirada de sorpresa, se larga, dando media vuelta, muy ofendida, escucho como estrella la puerta principal, me asomo a la ventana y veo como se dirige a la playa.

-¿Y bien?-inquiere Mags alzando las cejas.

-Estaba con otro.-me quejo, dejándome caer en el suelo, Mags medita sobre esto, y sus ojos me interrogan, pidiéndome que le desvele mas información.-Bueno... Había un tipo, que nunca había visto, en su casa, cuando llegue la tenía agarrada por los hombros, parecía que la fuera a besar.-digo amargamente, suelto una risa atrofiada.

-Ve y habla con ella. Aquí el del error fuiste tu, no tienes derecho de enojarte.-me reprende la que se figura como mi madre, le esbozo una sonrisa y le pido que salga de mi cuarto, me pongo unos shorts, lanzo la camisa que planeaba llevarme por la ventana, y bajo así a la cocina, dejando a la vista mi asombrosa musculatura.

-¡Finnick!-chilla Maggs, con cara de haber visto un monstruo, le guiño un ojo, me conoce, pero creo que aun debe acostumbrarse a esa parte rebelde y alocada en mi de dejar la ropa libre.

Camino hacia la casa de Annie, estoy realmente decidido, entro sin tocar, todo esta sigiloso, cuando subo al piso superior Annie se halla en su cuarto dormida profundamente, como siempre parece un ángel, aunque se que es todo una guerrera, ella es mi princesa... En la habitación de huéspedes, se halla un tipo extraño, me quedo asustado al momento de acercarme, yo lo conozco. Rober Odair, dado por muerto, esta muy diferente, con alteraciones faciales, pero es el.

Me quedo un instante mirándolo de manera centrada, no puedo retirar la vista de el, mi hermano no esta enfermo, como el Capitolio me hizo creer, lo miro una y otra vez y el tiempo se me hace eterno, mis ojos lo localizan, esta en casa de Annie, a mi lado.

-¿Finn? ¿Todo va bien?-es Annie recargada en el marco de la puerta, me mira ceñuda, intentando averiguar que hago allí, sus pequitas se dibujan como punto y aparte, resaltando su blanca piel, ahora tostada por el sol. La cubre una mullida bata negra, no puedo quitarle los ojos de encima hasta que siento que la incomodo.

-Bueno... no es exactamente... que... algo valla mal.-balbuceo nervioso, mirando a mi hermano dormido en la cama dedicada a los huéspedes.-O bueno... que mi hermano este en tu casa no creo que sea malo.-suelto, Annie abre los ojos presa de la sorpresa, da un respingo involuntario, y pasea sus ojos entre Rober y yo.

-Ey, Rob-me acerco y muevo un poco a mi hermano, este da patadas y me alejo deprisa, la luz ya embarga la habitación, pero el aun ronca.

-¿Hermano?-dice Annie incrédula, yo asiento, ella me cuenta que el le había contado su historia y que le había dicho que provenía del 13, pero no entro en detalles acerca de lo que le confeso mi hermano, para mi que es en parte mentira y en parte verdad.

-Probablemente halla escapado del Capitolio, y hace como dos años no lo veía, así que... Tuvo tiempo de sobra. Ya hablare con el.-me acerco a Annie intentando hacerle algún cariño.

-No creas que has arreglado todo Odair.-me espeta Annie, mirándome furiosa al intentar colocar mi mano alrededor de su cintura, se que se refiere a Johanna.

-No hay mucho que decir.-intento explicar, esto la fastidia aun mas.-Osea... me beso, yo nos supe que hacer, fue un momento antes de que llegaras, prácticamente paso cuando llegaste tu, yo supongo que lo hizo a propósito.-aventuro a decir. Annie me mira confusa.

-Eso es todo... mmm...-medita mi chica observando a mi hermano, se deja caer a su lado y suelta un bufido típico de ella.-¿Así que solo un beso, eh?-

-Exacto-digo, pensando que he triunfado, le he hecho entender que no significa nada, pero ella se comienza a poner roja, su cara toma color, y da un puñetazo a la cama, bueno... sin querer dándole a mi hermano en la espalda.

-¡Ah!-chilla adolorido Rober, se pone en pie y se queda tieso al verme, no se espera el encuentro, su rostro se debate entre una mezcla de emociones, Annie lo toma por la espalda, lo jala, y le planta un beso en plena boca, mi hermano le sigue, pero ella se separa, y al pasar al lado de mi me susurra:

-No es que importe... Es solo un beso.-como si quisiera decirme: Vive con ello estúpido. Me siento patético aquí parado esperando a que vuelva, viendo como se aleja. Volteo hacia mi hermano, este me mira ausente, me acerco y lo abrazo, es un poco mas alto que yo, sobre todo mas robusto, como un leñador... yo soy mas... atlético.

-Hacia tanto tiempo.-dice el, de manera casi inaudible, su rostro esta surcado por una sonrisa que le llega a la punta de las orejas.

-Y bien... ¿Donde has estado metido?-pregunto. El desvía la mirada, lo conozco, se que  no quiere hablar de ello, pero lo presiono, poco después me esta hablando de su vida  prófuga, como llego al Distrito 13, y lo bien que lo acogieron, luego lo hostiles que se pusieron las cosas en los últimos meses. 

-Hay gente...-dice el, pienso que no anda del todo bien por lo obvia que es su declaración, así que tan solo le palmeo la espalda.-Gente rebelde.-esto para mi corazón, para desbocarse poco después.-Y creo que es hora de que se forme un plan.-
"Nuestro plan"-pienso."Derribar Panem".
wayra♥

4 comentarios:

  1. Rober es el hermano de Finnick?? oh por Dios, la vdd le has dado un toque, pero la cuestion, es que no puede haber mivimiento hasta que lleguen Katniss y Peeta o no?? Wayra has desembocado un rio de preguntas en mi :) espero el sig capi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. wuhuuuuu <3 hahaha, te quedaras con la pregunta hasta como en dos capis :) besos:*
      wayra♥

      Eliminar
  2. Oh... Debes suber el proximo, ¡ya! Sería estupendo que hubiera un triangulo amoroso entre hermanos... Me encanta, Annie.
    Hahaha besos :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hahaha:) sisisis:) moriras con el proximo capt. :) espero te gusteeee!!!! muchisimos besines^^
      wayra♥

      Eliminar

¡Hola!
Me encantaría que dejaras un comentario, me esfuerzo mucho para hacer estos artículos o escritos, y no me vendría mal que de vez en cuando dejaras tu opinión.
¡Anímate a comentar!
Gracias por leerme, besos^^
wayra♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...