8 de julio de 2014

Capitulo 25

Capitulo 25.

Hola chicos!!! Les dije que andaría por aquí... y no puedo hacer nada... ¡Solo cumplirles! ;)
Así... listo capi nuevo, y pues esta vez ando cool ;) Chicos estoy muy feliz... 10 000 visitantes!!!!!!!!! Oh, los amo tanto <3 Mi blog no sería naaaaada sin ustds preciosidadeeeees (: saben que los aprecio por montoneeeees <3 Pronto subiré un videin  emotivo más que nada pero también traíra una sorpresilla... Esperenlo :) Pronto lo subire <3 los quiero mucho mucho.
 Bess y abrazos:)
wayra♥
Domingo 16 de Mayo. 70 años Después de los Días Oscuros.
Desde ayer no he visto a Finnick, pero aun sigo furiosa con el. He besado a su hermano y de allí he escapado a casa de Lucia, en la que me he quedado a dormir. Me pareciese tener cien años, aunque solo tengo catorce, pronto quince, ya en unos cuantos días.

Me encamino a casa de Finnick, la verdad me remuerde la conciencia pero lo que más enojo me da es que no se haya tomado la molestia de salir a buscarme, supongo estará muy ocupado con su amiga, su querida visitante. Y por supuesto con su hermano, al que aparentemente tampoco le importo mucho, pero que se puede esperar... hermanos.

Los hermanos Odair, los dos han sentido mis carnosos labios plantados en su boca, sin embargo para mi solo uno de los hermanos Odair me importa, y ese obvio es Finn, y el lo sabe, aparentemente. Cruzo la plaza la cual se encuentra llena a rebosar, la gente me saluda y yo les contesto, aunque supongo que mi aspecto va desaliñado, por supuesto que mi cara no ayuda mucho, no es que lleve una expresión de amabilidad fija en el rostro.

Cuando logro divisar la playa es cuando al tiempo veo la Aldea de Los Vencedores. Recuerdo todo lo que me ha contado Rober; hacia ya tiempo vivía en el 13, no preciso cuando, solo dijo eso, que era un sistema estricto, todos llevaban sus horarios en el brazo, marcados con tinta que no se quitaba hasta la hora del baño, también indicada en el horario, las raciones de comida eran especificas, y la presidenta, Alma Coin, siempre repara en gastos. 

Rober me había comentado que nunca se había sentido tan sometido, pero que ahora veía que la gente quería luchar, que encontraba una pequeña esperanza de revolución, una chispa que solo tiene que ser avivada, que solo necesitan un líder, una inspiración. Pero debemos estar listos para entonces, debemos tener contactos, debes infiltrarnos, debilitar el sistema poco a poco. Debemos planear y comenzar esto desde adentro, hasta que llegue el momento en que salga a la luz, que emerja con nuestro líder.

Toco la puerta de Finnick, me parece eterna la espera, y mi paciencia no es mucha, cuando estoy apunto de irme la puerta se abre y Finnick me mira indeciso, yo solo me quedo parada lista para cualquier reacción, y la postura que Finnick decide tomar ante nuestra situación me toma por... sorpresa. 

-Hola Annie, supongo que debemos arreglar esto, no tenemos demasiada gente que queramos... así que... supongo que necesitamos mantener nuestras relaciones con el fin de no dejarnos vencer por ese enemigo en común.-anota mi novio, le sonrío, me parece que estar enojada con el ya no me funciona, sin embargo cuando el esboza esa sonrisa, que espero que sea la suya esa que es tan propia de el, me encuentro con una triste y nostálgica. 

-¿Que pasa?-inquiero asustada, solo puedo mirarlo y rezar para que nada malo tenga que contarme, pero se que por algo es su actitud así, me preparo para recibir una noticia dura, y para saber que quizá tendré que luchar porque no me derribe, ya que en unos cuantos días es la, proclamada, Gira de la Victoria.

-Entra a mi casa en un momento hablaremos de ello, solo prométeme que... no te vendrás abajo Annie, que te mantendrás fuerte.-me pide finnick, me quedo inmóvil intentando apartar los terribles pensamientos que en mi cabeza me atacan cayendo como una avalancha que planea derribarme y sacarme de quicio.

-Lo... lo prometo.-balbuceo, cruzando los dedos por detrás de la espalda, me hace una seña para que entre en su casa, que me es tan familiar, en el comedor hallo a Mags y a Rober sentados a la mesa. Tienen una charla muy amena, y parecen divertirse, yo solo observo, apenada por lo ocurrido el día anterior, no debí  besarle, y la culpa me carcome, pero tendré que vivir con ello, no finnick, yo soy la que plañiré.

-Hola Annie-saluda Rober alzando su fuerte brazo y agitando la mano figurando un saludo, yo le contesto con una sonrisa y me acerco a decirle hola.

-Tenemos galletas, de tus favoritas Anne.-suelta Mags, y me acerca una bandeja con unas apetecibles y simpáticas pastitas. Pero me quedo confusa al escuchar mi nombre real, Anne... Sin abreviaciones ni diminutivos. Me hace quedarme helada. Sentirme pequeña. Sin mucha soltura cojo un panecillo y lo mordisqueo de manera nerviosa, Finnick recarga su brazo sobre mis hombros y se queda parado esperando que alguien comience la platica.

-Hemos pensado en comenzar a armar una revolución. Empezar los planes.-sugiere el hermano de mi novio, cuando me mira a los ojos desvío la mirada. Me quedo pensando unos momentos pero Finnick comenta algo que interrumpe mis pensamientos.

-Creo que eso tendrá que esperar. Ya que tengo... noticias... no muy agradables, al menos para mi.-avisa Finnick con un tono lúgubre. Me quedo mirándole fijamente.

-Escupelo.-dice Rober, acostumbrado a su modo rudo y brusco de decir las cosas, sin pelos en la lengua, como suele decirse.

-Hmm... Pues el presidente Snow ha solicitado mi compañía para una dama muy rica. Y enseguida, cuando los demás supieron que iba, pagaron por mi.-advierte Finnick.-Esto sera el ultimo día de la Gira de la Victoria. A partir de ese día me quedare allá y regresare el 5 de junio a más tardar.-finaliza, mis ojos se llenan de lagrimas.

-No Finnick, tu n..-mi voz se quiebra evitando acabar la frase, rompo en llanto y Finnick me arrulla en sus brazos.

-Hay algo más.-me aleja de el con dulzura al decir esto, y mirándome a los ojos, agrega.-el presidente Snow quiere verte.-mi corazón se detiene. Siento como si no hubiera piso y el mundo a mi alrededor diese vueltas, chillo y me tapo las orejas y cierro los ojos tratando de alejar el mundo lo mas que pueda de mi.

Esto no es posible, esto no... no puede ser. Dicen que aveces se tiene que caer antes de volar, pero yo ya he caído y parece que lo que quieren es hundirme en un pozo sin salida. Comienzo a gritar descontroladamente, y salgo corriendo de la casa, me dirijo hacía el mar, en mi camino me topo con personas, tumbo a una de ellas, voy completamente fuera de mi, alguien corre, me sigue, pero acelero.

Llego, cuando toco el mar me relajo un poco, y alejo las manos de mis oídos, me dirijo a lo profundo del mar, y me dispongo a nadar, supongo que esto podrá aquietarme, me dejo arrullar en las olas, me pongo a flotar, cuando levanto la vista, me encuentro con el cadáver de Lukas flotando ante mis ojos, su cabeza alejandose de su cuerpo, la sangre caliente se expande por el mar, me toca.

Me descontrolo, chillo, grito, pataleo, he olvidado como nadar, me hundo en el mar, y me tapo los oídos, cerrando fuertemente los ojos, no quiero regresar a la superficie para encontrar ese color rojo por todas partes ese olor y sabor metálico que conocí tan bien estos juegos. Creo que me ahogare, es lo mejor, y aunque no quisiera creo que no podría regresar, mis piernas han decidido no responderme.

Alguien me toma por la cintura, levanto la vista, estoy segura que es el presidente Snow, me quiere torturar... ¡No quiere dejarme morir en paz! Intento soltarme. Pero ha logrado sacarme a la superficie, donde una mar de espesa sangre se expande ante mis ojos.

Una voz me llega desde lo lejos, la conozco, me calma me tranquiliza, cierro los ojos y me concentro, esa voz que solo susurra mi nombre, cuando abro los ojos estoy en la orilla del mar, que sigue azul, nunca fue roja, Finnick sostiene mi cabeza recargada en su pecho, y me susurra, intentando que este bien.

Su mano acaricia mi cabello, me planta besos en la frente y me murmura al oído que todo estará mejor, que siempre me protegerá. Y quiero creerle. Necesito creerle. 
wayra♥

7 comentarios:

  1. Oh, cielos. Que hermoso final de capitulo y que intenso, eso de Finnick, no me agrada... Pero, en fin.
    Sube el proximo lo mas pronto posible. Date una vuelta por mi blog. Hahaha
    Besos :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hermosaaaa <3 :* si... a mi tmpoco me agrada la idea de finnick... pues... bueno, es lo que tiene que pasar :(
      si, clarooooo yo lo subo.
      yo me paso :*
      besines:*
      wayra♥

      Eliminar
  2. Oh... que bello, pobre de Finnick, tan joven y ya han pedido su compañia :(

    ResponderEliminar
  3. Hola, te he nominado a unos premios en mi blog, pasate:
    http://thg-mockingjay-panem-at-cirsences.blogspot.mx/2014/07/premio-desde-rue-la-ninita-del-distrito.html
    Un beso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aqui otra nominacion:
      http://thg-mockingjay-panem-at-cirsences.blogspot.mx/2014/07/5-cosas-que-me-hacen-feliz.html
      Espero y te puedas pasar

      Eliminar
    2. sisisisis, gracias pato <3 besines ^^ me paso aunque sea un poco tarde :P gracias! besos
      wayra♥

      Eliminar

¡Hola!
Me encantaría que dejaras un comentario, me esfuerzo mucho para hacer estos artículos o escritos, y no me vendría mal que de vez en cuando dejaras tu opinión.
¡Anímate a comentar!
Gracias por leerme, besos^^
wayra♥

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...